Ortega y el nacionalismo: la España invertebrada

(Ver también, sobre la expresión “España invertebrada”, Identidades. España, Europa.) Berlín, septiembre de 1949. Todavía están presentes las destrucciones provocadas por los bombardeos aliados. La guerra no es un recuerdo. Es una realidad ineludible, como lo es el movimiento que la causó, que no es otro que el nacionalismo. En ese escenario Ortega pronuncia una conferencia ...

El relato y la verdad

En su extraordinario artículo del pasado domingo en La Razón, el gran J. M. Zuloaga recordaba cómo su trabajo de periodista de investigación (sí…) sobre ETA para ABC y luego para La Razón acabó convirtiéndose, de forma involuntaria, en una manera de luchar contra la banda terrorista. Eran los años “de plomo”, cuando la sociedad ...

¿Un nuevo Cambó?

Hace pocos días el ensayista y diplomático Juan Claudio de Ramón publicaba en El País una excelente tribuna en la que proponía tomar nota del fin de la “conllevanza” entre Cataluña y España, según la expresión de Ortega. Se trata de pasar a una situación distinta, en la que las elites políticas dejen de buscar ...

Gibraltar. Tambores de guerra

Resulta significativo, por muy ridículo que también sea, que los tambores de guerra vuelvan a sonar en Europa justo después del Brexit. Lo hacen contra la Unión, que ha abandonado su neutralidad en el contencioso gibraltareño en favor de las posiciones españolas, y lo hacen contra España, que no ha hecho más que tomar nota ...

El OPNI, la UE y las naciones europeas

Hace 60 años, en Roma, los líderes de seis democracias liberales europeas pusieron en marcha el núcleo de lo que hoy llamamos la UE. Aunque sin un diseño final claro, y por mucho que introdujera una nueva realidad política en Europa, aquello no pretendía ser un súper Estado postnacional que viniera a abolir las naciones. ...

11-M. El recuerdo insoportable

El recuerdo del 11-M es doblemente doloroso. Por las víctimas: los asesinados, los heridos y las familias y los amigos de quienes iban en los trenes madrileños aquella mañana. Y también, y de una forma no menos lacerante, por la tensión de los días siguientes, hasta la noche de las elecciones generales.   Lo primero resulta casi ...

Inmigrantes y españoles

A principios de los noventa, en España no había inmigrantes, menos del 1 por ciento de la población. Luego, a partir de 1996, empezaron a llegar hasta alcanzar en 2010 más de 5,5 millones de personas, un 12,2 por ciento. Era la receta perfecta para un desastre, por los problemas económicos y de integración que ...